El ex presidente de un club de fútbol de cuarta división en Paraguay ha sido acusado de abusar sexualmente de jugadores, lo que él niega. Al menos dos jugadores se han presentado para decir que fueron abusados ​​por Antonio González, quien hasta hace poco dirigía el club Rubio Ñu en la ciudad de Luque.

Las acusaciones contra el Sr. González se hicieron después de que apareciera una foto íntima de él con un jugador. Un fiscal está investigando las acusaciones. La fiscal Teresa Martínez también ordenó una búsqueda en las instalaciones del club durante la cual los investigadores encontraron material pornográfico.

El escándalo salió a la luz cuando se publicó una foto anónima en Facebook que mostraba a González sentado junto al jugador de 26 años Bernardo Gabriel Caballero, después de la publicación de la foto, González dijo que Tenía una relación de dos años con Caballero. En un video que publicó en Facebook, acusó a Caballero de querer dejarlo por otro hombre y rompió su contrato al llamarlo por sus nombres y decirle que puede olvidarse de jugar al fútbol.

Caballero ha alegado que su relación no fue consensuada. Dijo que el Sr. González le había dicho que no se le permitiría jugar para el club a menos que tuviera relaciones sexuales con él. Sé que había otros jugadores que tenían relaciones con él, dijo el jugador. Era normal y tengo pruebas de que otros muchachos pasaron por lo mismo. El lunes, un segundo jugador, Fermín Morinigo, acudió a las autoridades e hizo acusaciones de abuso contra el Sr. González.

Alegaciones de abuso físico: No fue solo acoso, hubo abuso físico si se negó a hacer lo que le pidió, dijo el abogado del Sr. Morinigo, El Sr. Acosta dijo que el Sr. González había amenazado con dañar a su cliente y a su familia si alguna vez se lo contaba a alguieb.

El abogado alegó que el abuso físico contra su cliente había comenzado cuando el jugador tenía solo 17 años. La asociación de fútbol dijo que sus registros mostraban que González ya no figuraba como presidente del club, aunque todavía figuraba como gerente de otro club, Marte Atlético.

Un portavoz de la asociación dijo que González había pasado el cargo de presidente de Rubio Ñu a su sobrino después de un desacuerdo con las autoridades de fútbol. No está claro cuándo dejó de ser presidente y los videos que grabó lo muestran hablando frente a las pancartas de Rubio Ñu.