Un panel de expertos del Ministerio de Agricultura, Silvicultura y Pesca determinó en diciembre que existen salvaguardas suficientes en las granjas y las instalaciones de procesamiento.

Japón planea levantar una prohibición sobre las importaciones de carne de Uruguay desde el año próximo, poniendo fin a un embargo de más de 17 años tras el brote de fiebre aftosa en la nación sudamericana en 2000, según fuentes gubernamentales en Tokio.

Luego de los controles in situ, un panel de expertos del Ministerio de Agricultura, Silvicultura y Pesca determinó a principios de diciembre que existen salvaguardas suficientes en las granjas e instalaciones de procesamiento de carne en Uruguay.
La decisión de levantar la prohibición de importación probablemente finalice en las reuniones de alto nivel de este año, dijeron las fuentes.

El último brote de la enfermedad del ganado en Uruguay, una importante nación exportadora de carne de vacuno, se produjo en 2001. Japón mantuvo la prohibición incluso después de que la Organización Mundial de Sanidad Animal acreditó a Uruguay como libre de la enfermedad en 2003, y la organización exigió que Japón elimine el embargo.
Japón y Uruguay discutirán ciertas condiciones para levantar la prohibición, como la exclusión de cabezas y entrañas de la exportación, ya que podrían contener fácilmente el virus, dijeron las fuentes.