El presidente Sergio Mattarella sugirió el lunes la formación de un gobierno “neutral” para gobernar hasta fines de este año, luego de que una tercera ronda de consultas no logró salir del estancamiento político post-electoral de Italia.

El jefe de Estado dijo que este gobierno dimitiría si los partidos lograban llegar a un acuerdo para un ejecutivo político, lo que hasta ahora no ha sido posible después de las elecciones generales no concluyentes de marzo. “Si las partes no llegaran a un acuerdo (en los próximos meses), el gobierno neutral debería concluir su trabajo a fines de diciembre para que las elecciones se celebren inmediatamente”, dijo Mattarella y agregò que si las partes no apoyaban a este gobierno neutral, sería necesario celebrar elecciones antes de fin de año, al tiempo que enfatizaban que esto sería problemático.

El líder de la Liga Matteo Salvini y el líder del Movimiento 5 estrellas Luigi Di Maio discutieron la idea de las elecciones del 8 de julio, pero Mattarella dijo que Italia siempre evitó realizar elecciones en medio de la temporada de vacaciones de verano para asegurarse de que la gente tenga la oportunidad. votar.

Dijo que la votación en el otoño, por otro lado, causaría problemas para la aprobación de la próxima ley de presupuesto y comentó sobre la necesidad de evitar un aumento en el impuesto al valor agregado establecido a menos que se encuentre una cobertura financiera alternativa y evitar la amenaza de inestabilidad financiera.