Además de 645 estaciones de servicio, Raízen también está adquiriendo una refinería en Buenos Aires, GLP y terminales de combustible de aviación y una planta de lubricantes, entre otros

La empresa Raizen Combustiveis SA acordó comprar activos en Argentina de Royal Dutch Shell por US $ 950 millones, según un informe de valores presentado el martes. Raízen Combustiveis, una empresa conjunta entre la brasileña Cosan SA Indústria e Comércio y Shell, tendrá una participación de mercado de 20% en la distribución de combustible en Argentina.

Además de 645 estaciones de servicio, Raízen también está adquiriendo una refinería en Buenos Aires, GLP y terminales de combustible de aviación y una planta de lubricantes, entre otros, que tienen un ingreso neto anual de US $ 3.300 millones.

El acuerdo en Argentina es similar al modelo que Shell opera en activos de downstream en Brasil. La red de 6.200 estaciones de servicio que utiliza la marca Shell es propiedad de su empresa conjunta con Cosan.

Durante el proceso de venta, la oferta de Raízen encabezó las ofertas rivales de la petrolera argentina YPF SA, la chilena Quinenco SA y la petroquímica Petrochina Co. de China National Petroleum Corp.

Los negocios adquiridos por Raízen continuarán sus relaciones con Shell a través de varios acuerdos comerciales, que representan un valor estimado de US $ 300 millones, dijo Shell.
La compañía anglo-holandesa dijo que mantendrá sus intereses en la formación de esquisto Vaca Muerta, que no estaba incluida en el acuerdo de Raízen, ya que “ve un potencial de crecimiento a largo plazo sustancial en los recursos de esquisto de Argentina”.

La venta es parte de la estrategia de Shell para simplificar su cartera a través de un programa de desinversión de US $ 30 mil millones para el 2018, y sigue a una revisión estratégica del negocio de downstream en Argentina que comenzó en agosto de 2016.