El presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, dijo que el líder de Venezuela, Nicolás Maduro, “no es bienvenido” en una cumbre regional que se realizará en la capital de su país, Lima, en abril.

Kuczynski citó “una ruptura en el orden democrático” en Venezuela como la razón para no invitar a Maduro, y pidió a Venezuela que libere a todos los presos políticos.
Apenas la semana pasada, los funcionarios venezolanos confirmaron que el presidente Maduro asistiría a la cumbre.

El presidente peruano hizo el anuncio luego de una reunión del “Grupo Lima”, conformado por más de una docena de países del Hemisferio Occidental preocupados por la crisis política y económica en Venezuela.

El miércoles, el grupo, que incluye las potencias regionales Argentina, Brasil, Canadá y México, criticó la decisión del gobierno venezolano de celebrar elecciones anticipadas el 22 de abril sin alcanzar un acuerdo con la coalición opositora.

En una declaración conjunta, 14 países del Grupo Lima dijeron que las elecciones no serían libres y justas en tanto no se permitiera la participación de la oposición de Venezuela.
El grupo de Lima instó a Venezuela a presentar un nuevo calendario electoral.

Las elecciones presidenciales originalmente debían celebrarse en diciembre, pero fueron presentadas por la asamblea constituyente, un organismo compuesto exclusivamente por simpatizantes del gobierno.

Colombia, miembro del Grupo Lima, ya ha dicho que no reconocerá el resultado de las elecciones venezolanas a menos que haya suficientes garantías para un proceso electoral transparente.