La Agencia Nacional de Aviación Civil de Brasil (ANAC) ha certificado el nuevo avión de carga de Embraer, el KC-390, anunció el fabricante.

El nuevo modelo, concebido por primera vez para fines de carga militar y considerado por muchos como un digno sucesor del C-130 Hercules de Lockheed, ahora está autorizado para ser comercializado y operado en su país de origen.

El avión de carga de transporte táctico militar es el más grande jamás realizado en el país. La producción del avión se está llevando a cabo en una fábrica en Gavião Peixoto (SP).
El KC-390 puede transportar hasta 23 toneladas y será utilizado por la Fuerza Aérea Brasileña (FAB) para reemplazar los antiguos C-130 en el transporte de tropas y carga.

El KC-390 también se puede usar para transportar paracaidistas, reabastecimiento de combustible en el aire, misiones de búsqueda y rescate con equipos especiales, extinción de incendios forestales e incluso vuelos a la Antártida.

Cada unidad está valorada en 85 millones de dólares.

Se espera que la Fuerza Aérea Brasileña (FAB) reciba las primeras unidades en junio de 2019, seis meses por detrás del calendario original. La FAB ha ordenado 28 aviones.
Embraer también está negociando la venta del carguero a Portugal, Chile, Argentina, Colombia y la República Checa.

Se dice que el gigante de la aviación Boeing está buscando una licencia para producir el KC-390 en los Estados Unidos.

La certificación ANAC se emite cuando el diseño de la aeronave demuestra que ha cumplido con todos los requisitos operativos y de seguridad y protección ambiental.

El programa de certificación de este modelo duró siete años, con más de 2,500 requisitos e involucró la participación de aproximadamente 200 profesionales acreditados por ANAC. dijo la agencia.