El Banco Central de Argentina mantuvo su tasa referencial de préstamos interbancarios a siete días en 27.25% el miércoles, informó la autoridad monetaria en un comunicado, en medio de un aumento en las expectativas de inflación y “señales mixtas” en los precios en lo que va del año.

El banco central bajó las tasas en cada una de las dos decisiones anteriores que había tomado desde que el gobierno del presidente Mauricio Macri relajó su objetivo de inflación para 2018 al 15%, del 8-12% anterior. El banco había dicho que el cambio le permitió moderar su sesgo de contracción.

Pero la encuesta mensual de economistas de la autoridad monetaria publicada a principios de este mes reveló que las expectativas de inflación mediana habían aumentado a 19.4% para 2018, por encima del 17.4% anterior y muy por encima del objetivo del gobierno.
“Dado que los indicadores de alta frecuencia muestran señales mixtas sobre la evolución de los precios en las primeras semanas del año, el banco central decidió que debería actuar con cautela”, se lee en el comunicado.

Se espera que la agencia oficial de estadísticas del Indec de Argentina publique datos de inflación de enero el jueves. Los precios al consumidor aumentaron un 24.8% en 2017, muy por encima del rango meta del gobierno de una inflación del 12-17%.