La carta, dirigida al rey Fernando y la reina Isabel de España y que describe los descubrimientos del explorador en el Nuevo Mundo, fue una de las 16 copias hechas en el momento de la misiva original por orden de Colón.

Robado en la Biblioteca Nacional de Cataluña en Barcelona en 2004 o 2005, el documento fue entregado el miércoles por la noche al embajador español en Washington, dijeron funcionarios estadounidenses.

Los ladrones que tomaron la carta la reemplazaron por una falsificación, y el cambio solo fue descubierto por expertos en 2012 luego de un aviso de un informante de que varias copias más habían sido robadas de los archivos de toda Europa y reemplazadas por falsificaciones creadas por expertos.

El descubrimiento desató una investigación internacional de siete años que llegó hasta París y Brasilia.

Los investigadores encontraron que la copia de Barcelona había sido vendida en 2005 por vendedores italianos de libros de segunda mano por $ 708,85 y luego revendida en 2011.

Luego de largas negociaciones, el propietario no identificado de la carta en Brasil se la entregó en 2014 a las autoridades estadounidenses, que utilizaron expertos para establecer su autenticidad.

En la carta, Colón le cuenta a la corona española todo sobre su primer viaje a América, aún creyendo que estaba en las Indias Orientales.

El texto comienza con su salida de Puerto de Palos en España en agosto de 1492 y termina cuando regresa a Lisboa en marzo de 1493, siete meses después.

“Estamos realmente honrados de devolver este documento históricamente importante a España, su legítimo propietario”, dijo el fiscal federal David Weiss en la ceremonia de devolución del documento al enviado español.