Juan Martín Del Potro venció a Roger Federer en la final del torneo de Indian Wells ayer, ganando el primer Masters 1000 de su ya prolífica carrera. El argentino derrotó al jugador mejor clasificado del mundo (y posiblemente de la historia) por 6-4, 6-7 (8-10) y 7-6 (7-2), poniendo fin a la racha de 2018 invicto de Federer.

En un juego extremadamente intenso, Delpo tuvo un punto de partido en el desempate del segundo set cuando estaba arriba 8-7, pero un error no forzado le impidió sellar su victoria. Dos errores más llevaron el partido a un tercer set definitivo, donde ambos jugadores mostraron un nivel de habilidad y perseverancia que ilustraba perfectamente por qué habían llegado a la final.

Ninguno pudo vencer al servicio del otro durante los primeros ocho juegos hasta que Federer lo hizo en la novena entrada para asegurar una ventaja de 5-4 y servir para el campeonato. Sin embargo, Del Potro demostró una vez más por qué es un jugador tan competitivo: salvó dos puntos de partido, regresó de una desventaja de 40-15 y empató el juego nuevamente. Los dos jugadores luego ganaron sus respectivos juegos de servicio y se enfrentaron en un decisivo desempate.

La paridad que predominó durante todo el juego desapareció aquí. Ayudado por dos dobles faltas de Federer, Del Potro obtuvo una rápida ventaja de 6-1 y cerró el juego en su segundo punto de partido, tras un golpe de derecha perdido de la leyenda suiza.
Como se mencionó, este es el primer torneo Masters 1000 ganado por Del Potro, y el más importante de su carrera después del Abierto de Estados Unidos 2009, en el que también venció a Federer en la final, y las dos medallas olímpicas que ganó en el 2012 y 2016 Juegos de Londres y Río (Bronce y Plata, respectivamente).

La victoria también lo ha visto avanzar en el ranking de la ATP, ya que ocupa la séptima posición desde hoy. Su próximo desafío comienza hoy con otro torneo Masters 1000 que también tendrá lugar en los Estados Unidos: Delpo tomará las canchas del Miami Open para seguir consolidando su prometedora carrera y demostrar aún más por qué es uno de los mejores jugadores de esta temporada sin un duda.