Después de una avalancha que causó la muerte de cuatro escaladores en Huaraz durante el fin de semana (tres ciudadanos españoles y su guía peruano), los rescatistas pudieron bajar los cadáveres de la montaña el martes por la mañana.

Los tres escaladores españoles fueron identificados como Adrin San Juan Pello, Sergi Porteros Perello y Garard Borrul Regal. El guía peruano ha sido identificado como Rubén Darío Alva. Los cuatro fueron llevados a una morgue local en Huaraz en la región de Ancash.

Otro escalador español, Paolo Belmonte Calderón, sobrevivió a la avalancha. Según la agencia de noticias Andina, el escalador sobreviviente fue dado de alta de una clínica local.

El domingo, los escaladores alcanzaron el pico de Mateo, que tiene más de 5,000 metros de altura (16,000 pies), y una avalancha golpeó justo cuando comenzaron a descender.

La Asociación de Guías de Montaña del Perú emitió una declaración de que la avalancha llevó los cuerpos de los escaladores a 200 metros de la montaña. Cuando un equipo de rescate de emergencia localizó los cuerpos el domingo por la noche, el guía peruano seguía vivo. Trágicamente, sin embargo, murió minutos más tarde a causa de sus lesiones mientras el equipo intentaba atenderlo.

“El problema ahora es que los glaciares están tan alterados por el cambio climático”, dijo Rafael Figueroa, presidente de la Asociación de Guías de Montaña del Perú. “Antes había mucha más seguridad en la escalada y ahora ha habido un cambio que ha sorprendido a nuestros guías de montaña.