PYEONGCHANG-GUN, SOUTH KOREA - FEBRUARY 09: U.S. Vice President Mike Pence watches on during the Opening Ceremony of the PyeongChang 2018 Winter Olympic Games at PyeongChang Olympic Stadium on February 9, 2018 in Pyeongchang-gun, South Korea. (Photo by Matthias Hangst/Getty Images)

Mike Pence y funcionarios norcoreanos planearon reunirse en secreto durante los Juegos Olímpicos de Invierno de 2018, pero Pyongyang abandonó las conversaciones luego de que el vicepresidente estadounidense denunciara los abusos del régimen asesino, dijeron el martes funcionarios estadounidenses.

Pence no interactuó con los norcoreanos a pesar de que estaba sentado en la misma zona que ellos en la ceremonia de apertura de los Juegos el 9 de febrero, y tampoco le dio la mano al jefe de estado ceremonial del Norte, Kim Yong Nam, durante una de las primeras divisiones.

Los norcoreanos, que enviaron Kim Yong Nam y la hermana del líder Kim Jong Un, Kim Yo Jong a los Juegos, se retiraron de la reunión planificada luego de que Pence anunciara que Washington revelaría pronto sus sanciones más duras y agresivas contra Pyongyang.

Durante su gira por Asia, también denunció el impulso nuclear del Norte y buscó reforzar las relaciones con aliados regionales y enemigos de Corea del Norte por mucho tiempo, Japón y Corea del Sur.

Pence, quien encabezó la delegación estadounidense en los Juegos, dijo en su momento que viajó con el padre del fallecido ex prisionero Otto Warmbier al sur para recordarle al mundo las atrocidades que ocurren en Corea del Norte.