El consejo municipal de Tijuana, Baja California, aprobó por unanimidad la prohibición de las bolsas de plástico.

Las tiendas de conveniencia y los supermercados tendrán 180 días para eliminar las bolsas de plástico omnipresentes a favor de alternativas ecológicas.

El municipio también implementará programas estratégicos de gestión de residuos sólidos y una campaña que informará al público y creará conciencia sobre los efectos nocivos de las bolsas.

La medida es el resultado directo de que Tijuana fue la primera ciudad de México en unirse a la campaña mundial Clean Seas en junio del año pasado.

La campaña contra la contaminación por plástico fue lanzada en la primavera de 2017 por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente.
La prohibición de las bolsas cuenta con el apoyo de la industria local de servicios, el capítulo de Tijuana de Canacintra, la Cámara Nacional de Transformación Industrial y la organización no gubernamental Economía Verde Aplicada.

La presidenta de la comisión municipal de Medio Ambiente, Desarrollo Sustentable y Salud, Mónica Vega, explicó que la medida coloca a Tijuana a la vanguardia nacional de las ciudades sostenibles mediante la implementación de una política pública ambientalmente consciente.

Según datos compilados por la Secretaría de Medio Ambiente, México genera cerca de 103,000 toneladas de basura al día, 10.9% de las cuales son plásticos que a menudo son arrastrados por la lluvia y terminan en el océano.

Tijuana es al menos el segundo municipio en prohibir las maletas en el último mes. Querétaro parece haber sido el primero en hacerlo. Ensenada, Baja California, recientemente hizo lo mismo.