Investigadores de la Universidad Nacional de Singapur han creado un ingenioso dron autónomo llamado Smart Water Assessment Network: el SWAN.

Estos robots en forma de cisne nadan en aguas de Singapur y evalúan la contaminación, la potabilidad y la temperatura, lo que permite a los investigadores recopilar datos sin asustar a las personas con drones de agua tradicionales de aspecto peligroso.

NUSwan – Nueva Red de Evaluación Inteligente del Agua es un concepto innovador sobre monitoreo de la calidad del agua espacial-temporal. Sobre la base de la estética y la recreación, NUSwan es una solución integral para maximizar el uso de los recursos y la rentabilidad. Es una herramienta simple pero poderosa para observar el ambiente acuático.

Su capacidad de recopilar datos según la misión dirigida en tiempo real permite el muestreo interactivo en cualquier lugar de interés. Tiene la capacidad de realizar detección simultánea de múltiples nodos y alta velocidad para observar gradientes de concentración para una mejor caracterización y detección de hotspots variables en el tiempo.

Los cisnes se utilizan para probar la calidad del agua en los embalses de Singapur y están diseñados para resistir el contacto con los barcos y otros peligros del mar. Están utilizando los cisbots simplemente porque es mucho más difícil recolectar muestras en bote. Estos cisnes pueden nadar tirando muestras con el tiempo con poca o ninguna intervención humana y, suponemos, no ahuyentarán a los cisnes reales en el agua.