El gobierno chileno no comparte la decisión adoptada por la oficina francesa de refugiados, en términos de otorgar asilo político a Ricardo Palma Salamanca, dijo ayer el ministro del Interior, Andrés Chadwick.

En febrero de este año, Ricardo Palma Salamanca fue arrestado por agentes de Interpol en París. Apenas 48 horas después, fue liberado, aunque un tribunal de París decidió colocarlo “bajo control judicial”, según la agencia de noticias EFE.

El hombre había escapado de una cárcel chilena en 1996 mientras cumplía su condena por el asesinato del senador Jaime Guzmán (fundador de la UDI, partido conservador de la derecha) en abril de 1991. Guzmán también fue abogado, profesor universitario y un hombre clave en la dictadura del general Augusto Pinochet.

Chadwick reveló que “para expresar nuestro desacuerdo con esta decisión, el Ministerio de Relaciones Exteriores convocará al Embajador de Francia en Chile en los próximos días para señalar, en primer lugar, el desacuerdo total del gobierno con esta decisión”. Además, el gobierno solicitará al Gobierno de Francia, especialmente al Ministerio del Interior, que, mediante el ejercicio de sus facultades, pueda revocar esta decisión.

Con el propósito de que sean los Tribunales de Justicia franceses los que determinen si acogen o no la extradición solicitada a Ricardo Palma Salamanca ”. El ministro del Interior chileno, Chadwick, explicó que“ es muy importante entender que esta decisión adoptada por el gobierno francés, a través de la oficina de refugiados, contraviene las normas de la Convención de Ginebra sobre asilo y protección dado que tanto el delito del senador Jaime Guzmán como la ejecución de la sentencia se llevaron a cabo en nuestro país con plena fuerza de un estado democrático y legal ”. Y finalmente, señaló que“ por lo tanto, esta concesión de asilo a Palma Salamanca sí lo hace, no cumple con los requisitos de la Convención de Ginebra, porque en Chile existe un estado de derecho democrático, como lo conoce el Estado y el Gobierno francés ”.