Macri fue presidente de Boca Juniors varios años antes de convertirse en político, primero como Jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y finalmente llegó a Casa Rosada

La policía de Rosario incautó cuatro “ataúdes” de cartón, uno de ellos con el nombre del presidente Mauricio Macri, antes de un partido de fútbol de la primera división argentina, involucrando a Rosario Central, uno de los equipos líderes de la ciudad.

La policía también descubrió una pintada de amarillo con el nombre de Macri, más bien el acrónimo “MMLPQTP”, que hace referencia a las iniciales del presidente argentino MM, más LPQTP, que, desde hace varias semanas, se ha convertido en un insulto de multitudes en varios estadios importantes. en los principales partidos del país.

Los insultos contra Macri despegaron tras un empate 1-1 entre San Lorenzo y Boca Juniors, debido a supuestos errores de los árbitros que privilegiaron a Boca, y porque Macri es aficionado al fútbol y ex presidente del club de 1995 a 2007, antes de convertirse en político.

Sin embargo, el canto y vítores insultantes se extendieron rápidamente a las multitudes en otros partidos de fútbol hasta tal punto que la asociación de árbitros propuso suspender los partidos y los seguidores de los equipos involucrados, pero la Asociación Argentina de Fútbol rechazó la propuesta.

Otro peso pesado político y poderoso líder sindical organizado de Argentina, Hugo Moyano que se enfrenta con Macri, también es el presidente de otro equipo importante, Independiente, y sus seguidores también han recogido con entusiasmo las canciones insultantes contra Macri.

De todos modos, la junta directiva de Rosario Central condenó categóricamente el incidente de los ataúdes y las canciones y ha ofrecido toda colaboración con las autoridades para llevar a los tribunales a los responsables.

“Esto no es folclore futbolístico, es un plan de incitación a la violencia, y no somos parte de ese juego, lo condenamos enérgicamente”, dijo el presidente de Rosario Central, Raúl Broglia.