Una explosión destruyó un edificio residencial en la ciudad belga de Amberes e hirió a varias personas. El origen de la explosión en la calle central de Paardenmarkt no está claro.

La policía dijo que no creían que estuviera relacionado con el terrorismo.

Tres personas fueron sacadas de los escombros, incluido un niño, dijo la policía. Otros tres edificios también resultaron dañados en la explosión del lunes por la noche.

Bélgica ha estado en alerta máxima desde los atentados suicidas en Bruselas en 2016.

La policía belga dijo en Twitter que de 10 a 20 personas resultaron heridas en la explosión.