En una llamada telefónica realizada el jueves, la canciller alemana, Angela Merkel, le dijo al presidente iraní, Hassan Rouhani, que apoya el mantenimiento del acuerdo nuclear iraní a pesar de la retirada de los EE. UU.

Merkel especificó que el acuerdo solo permanecerá en el poder si Teherán mantiene su parte del trato, dijo la oficina del canciller.

La líder alemán también pidió que se realicen conversaciones en un formato más amplio sobre el programa de misiles balísticos de Irán y sus actividades regionales en Siria, Yemen y otros lugares. Rouhani, por su parte, aseguró a Merkel que el país no busca aumentar las tensiones en el Medio Oriente y, en su lugar, está trabajando para promover la estabilidad y la seguridad en la región. La implicación iraní llevó a “una seguridad relativa en Siria y un buen nivel de estabilidad en Iraq, lo que beneficia a toda la comunidad internacional, incluida Europa”, dijo Rouhani, citado por el sitio web del presidente iraní.

También el jueves, el gobierno iraní emitió una declaración, reiterando que Teherán permanecerá en el acuerdo nuclear, a la espera de las conversaciones sobre el futuro del acuerdo con sus otros signatarios (Rusia, China, el Reino Unido, Francia, Alemania y la UE).

Sin embargo, subrayó que ninguna parte del acuerdo de 2015 está disponible para la negociación.