La corporación estatal rusa Rosatom, que está construyendo la primera central nuclear de Egipto (NPP), tiene una gama de contratos por valor de decenas de miles de millones de dólares con el país, anunció el jefe de la compañía.

Según el director de Rosatom, Alexey Likhachev, la compañía lanzó un paquete comercial de todos los contratos egipcios a mediados de diciembre. Incluye la construcción de un reactor energético WWER (Water-Water Energetic Reactor) para la planta de energía nuclear, así como el mantenimiento y el suministro de combustible de la central nuclear.

“Esta es ciertamente una gran contribución al desarrollo de las relaciones ruso-egipcias”, dijo Likhachev en una reunión con el primer ministro ruso, Dmitry Medvedev.

El año pasado, Moscú y El Cairo firmaron un acuerdo para construir la primera planta nuclear de Egipto.

El proyecto conjunto tiene como objetivo ayudar a satisfacer la creciente demanda de energía de Egipto. Será uno de los proyectos más grandes para los dos países y costará $ 21 mil millones.

La planta debiera estar terminada para el 2028-2029. La central nuclear se construirá en Dabaa, que está a unos 130 km al sur de El Cairo, y comprenderá cuatro reactores nucleares de 1200 MW.

Rusia le otorgará a Egipto un crédito de $ 25 mil millones para comenzar la construcción. Cubrirá el 85 por ciento de los costos, y Egipto tiene que proporcionar el 15 por ciento restante. Rusia también proporcionará personal y conocimientos científicos para el proyecto.

Rosatom construirá dos de los reactores de la planta utilizando la tecnología rusa. Según el presidente Vladimir Putin, Rusia contribuirá a construir “una industria de energía nuclear completamente nueva” en Egipto.