El ex presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, reiteró el jueves su intención de postularse para un tercer período presidencial. Lula fue encarcelado el 7 de abril y está cumpliendo una sentencia de 12 años y un mes por corrupción y lavado de dinero.

Sus abogados están trabajando, hasta ahora sin éxito, para liberarlo hasta que se juzguen todas las apelaciones en su caso. Lula todavía puede apelar ante el Tribunal Superior de Justicia y ante el tribunal supremo.

En una carta dirigida al senador Gleisi Hoffmann, presidente del Partido de los Trabajadores, que Lula fundó y presidió durante años, Lula dijo que sigue intentando postularse para las elecciones de octubre.

“Soy un candidato hasta que surja la verdad y hasta que los medios, los jueces y los fiscales demuestren el crimen que cometí o dejen de mentir” dijo.

El ex presidente reafirmó su inocencia y dijo que el partido no debería tener un candidato alternativo para el presidente, porque eso significaría reconocer un crimen que no ha cometido.

Lula fue declarado culpable de aceptar sobornos a cambio de usar su influencia para favorecer a la constructora OAS en contratos con la petrolera Petrobras. Según la acusación, el soborno era un departamento de lujo en Guaruja, una ciudad costera de Sao Paulo.