001

Casi todo el mundo puede estar de acuerdo la parte más difícil del día es al despertar, sobre todo cuando no ocurre naturalmente sino como producto de el incesante sonido aterrador del reloj despertador. Abres los ojos, por lo general todavía cansado, y el pensamiento de las tareas de hoy en día provoca el deseo de abrazarte de nuevo bajo la manta. Añade el hecho de que mucha gente se despierta con un terrible dolor de cabeza, mal humor o una sensación urgente de ir al baño y se tiene un recibo para un día muy malo.

Dado que la mayoría de nosotros no tiene la opción de despertar al mediodía, debes hacer todo lo posible para tratar de hacer tus mañanas mejor, Aquí hay 7 pasos que pueden ayudar a que despiertes feliz y refrescado.

1. No comer antes de ir a dormir

002

Incluso cuando dormimos, nuestro sistema digestivo se mantiene en funcionamiento. Si has comido 5 rebanadas de pizza justo antes de dormir – Es probable que despiertes cansado, ya que tu sistema digestivo funcionará toda la noche en la digestión del queso duro y harina blanca. Es mejor evitar comer tarde en la noche para que tu sistema digestivo se tome un poco de descanso, y dejar que el sistema de limpieza, el hígado y sistema linfático, hagan su trabajo. Para tu cena temprana elegir una comida sana y nutritiva que te ayudará a meterte en la cama sin hambre, pero no muy lleno tampoco.

2.  Duerma un poco mas

Te sientes muy cansado, pero aún así te has quedado hasta ver el episodio de TV que estabas esperando? Eso es muy malo. Cada hora de sueño adicional puede beneficiar a cómo te sientes por la mañana. A pesar de que deseas tomar ventaja de cada segundo del día, Permítete ir a la cama a una hora razonable. Los adultos deben dormir entre 6-8 horas , y en promedio 7 horas y media . Tiempo más corto de sueño no tendrá buenos resultados para ti. Sí, todo lo que necesita con el fin de que te despiertes refrescado es un par de horas de sueño continuo. Si piensas o sabes que vas a despertar una o dos veces en el medio de la noche debido a un recién nacido o una vejiga sensible, ir a dormir aún más temprano puede ayudar a compensar ese tiempo.

3. No hay monitores y pantallas

003

En los últimos años de análisis del sueño han estado investigando en “contaminación lumínica”. La luz azul que se proyecta desde nuestros cargadores de teléfonos celulares y tablets “hiere” la oscuridad de tu dormitorio. Estas luces interrumpen la creación de melatonina– la hormona del sueño, y causan trastornos del sueño e incluso aumento de peso. Más aún, las personas que duermen con sus teléfonos inteligentes cerca de su cabeza tienden a echar un vistazo a la pantalla, incluso antes de salir de la cama y al hacerlo, podrían comenzar el día mal al leer un correo electrónico laboral enojado o una llamada telefónica que prefieren no atender.

4. Ejercicio matutino

Es muy difícil pensar en salir a correr a las 6 AM, pero si logras superar esa sensación y empezar a moverte, tu jornada completa tendrá un aspecto diferente. El ejercicio físico tiende a mejorar el flujo sanguíneo y aumenta los niveles de oxígeno en tu cuerpo. Cuando esto ocurre temprano en la mañana, tu cuerpo va a empezar el día de una manera muy positiva que hace que sus niveles de energía estén por las nubes durante todo el día! Las investigaciones dicen que quienes hacen ejercicios de la mañana aumentarán su metabolismo durante el día, que a su vez, te ayudará a perder peso.

5. Reloj Alarma

Hand under blanket reaching out for alarm clock, shallow depth of field focus on foreground

Cualquier persona que no es una “persona de la mañana” conoce la rutina de pulsar el botón de alarma y volver a dormir justo después, sólo presionar una y otra vez. este comportamiento repetitivo hace que tengamos mal humor y despertemos muy enojados con el entorno. La mejor manera es, obviamente, Despertar sin ella. Pero para que esto funcione necesitamos ‘resetear’ nuestro reloj biológico. Podemos ir a dormir y despertarnos a la misma hora todos los días. Si lo haces bastante tiempo, notarás que te despiertas 2 minutos antes de la alarma del reloj, pero hasta que esto suceda, intenta poner el despertador lejos de ti para que no te vuelvas a dormir.

6. El método de levantarse, rápido o lento, pero… de una vez

Tanto si eres el tipo de persona que se quedan en la cama unos minutos o saltan fuera a cepillarse los dientes – El acto físico de salir de la cama debe ser lento y lo más tranquilo posible.

7. Un vaso de agua

La mayoría de la gente inicia el día con una taza de café, pero el café da demasiada energía para un cuerpo dormido. Es mejor para empezar el día con 2 vasos de agua tibia. Beber hasta 8 vasos al día puede ayudar a perder peso, metabolismo, e incluso la piel grasa. La medicina china nos dice que la adición de limón podría ayudar con la limpieza del cuerpo de toxinas y nos permitirá iniciar nuestro día de una manera más saludable.